Se optó por descontextualizar algo tan cotidiano como una cocina.