Se incorporó en el interior de la carpa una pantalla hinchable de gran formato para la proyección de cortometrajes pertenecientes a un concurso y diversos terminales conectados a Internet.

De forma complementaria, un perro robot Aibo conectado a la red actuó para el presidente de la Xunta.